Actividades para Estimular la Inteligencia del Bebé

Al tener un pequeñito en los brazos, los padres tenemos la oportunidad de mostrarle el mundo poco a poco, ya que tenemos más experiencia con lo que nos rodea y contamos con la capacidad de transmitirles seguridad ante lo que pueden observar, por lo que es nuestra responsabilidad proteger a nuestros hijos y enseñarles que pueden explorar con todos sus sentidos porque esto estimulará su desarrollo. Ahora, si están preguntándose ¿Qué actividades pueden hacer para estimular la inteligencia del bebé? Les damos algunas sugerencias básicas.

Un bebé de brazos recibe todo de sus padres, así que al cargarlo, deben de hablarle con suavidad, hacerle caricias, atender sus necesidades y aprovechar cada momento para convivir con él o ella porque esto será lo que genere un desarrollo óptimo de esta personita. Ahora, también una manera de hacerlos sentir más seguros es poniendo límites, estableciendo horarios y reglas en casa para comer, dormir, jugar, explorar, etc, ya que con estas acciones les enseñamos a nuestros hijos como ir generando estructuras y esto les dará seguridad, así a la larga generarán una mayor agilidad mental.

En particular, al aconsejarles actividades para estimular la inteligencia del bebé, les sugerimos que dejen volar su imaginación, por ejemplo, dejen que los bebés y niños jueguen en espacios amplios ya que al gatear o comenzar a caminar, su hijo irá ubicando distancias de los objetos y comprenderá los primeros conceptos de espacio, esto sin restarle importancia a la fortaleza de sus músculos ya que al moverse se ejercitará y le ayudará a su coordinación motriz..

Otra manera de estimular a un bebé es hablarle mucho, platicarle lo que ven, decirle lo que está comiendo o lo que está tocando, por ejemplo, si le dan un masaje con aceite especial, pueden ir diciéndole su nombre, las partes del cuerpo y lo mucho que lo quieren, también pueden enseñarle olores de los alimentos o del perfume que usa mamá y papá. También al querer comprar juguetes, piensen en los que son atractivos, que tienen colores brillantes, texturas diversas, que formulan algún sonido, por ejemplo los cubos para embonar o las figuras geométricas que se meten en una pelota o caja, donde hay que atinarle, todo esto fomenta coordinación mano-ojo.

Les sugerimos hacer una rutina de ejercicios con su hijo, pueden moverle los brazos y los pies, separar con suavidad sus deditos, incluso estimular su vista al ponerle un objeto frente y que lo siga con la mirada y si ya gatea o camina, puede intentar alcanzarlo. Para cerrar les damos el consejo más importante en cuanto a las actividades para estimular la inteligencia del bebé: ¡Denle su tiempo! ¡Tomen las cosas con calma y no lo saturen! Esto para que no quieran jugar más de 15 minutos en una misma actividad, sino no obtendrán los resultados deseados, al contrario, lo presionarán de más.