Alimentación del Bebé por Meses

Muchos papás tienen dudas como: ¿Cuál es el mejor momento para darle las primeras papillas al bebé? ¿Qué tipo de fruta y verduras corresponden a cada mes de vida? ¿Cuándo pueden comenzar a comer papillas más suaves y cuando que contengan trocitos en su consistencia? Esta vez nos dimos a la tarea de investigar sobre la alimentación del bebé por meses de vida, esto en su primer año para que siempre sepan que pueden darte de comer dependiendo de su edad.

Comencemos con los pequeños de 0 a 6 meses de edad, aquí no hay mucho que hacer, simplemente el mejor alimento que le podemos ofrecer a nuestro bebé es la leche materna, en ella están contenidos todos los ingredientes para que su alimentación esté completa y pueda crecer sano y fuerte. Ahora, hay veces que los pediatras, dependiendo cada caso en particular, pueden comenzar las papillas un poco antes, es decir, a los 5 meses, pero ahí hay que evaluarlo con un profesional, solo ellos, viendo el caso de cada bebé pueden decidir que es lo mejor.

A los seis meses de edad comienza nuestro tema, la alimentación del bebé por meses, así que aquí se recomienda proceder de la siguiente manera: A medio día, hay que darle al bebé verduras, 10 cucharaditas en promedio del mismo alimento por 3 días seguidos, por ejemplo: calabaza, zanahoria, chícharos, chayote, papas, acelgas, espinacas, brócoli y después de terminar con las verduras, pueden comenzar con las frutas: manzana, pera, plátano, durazno, guayaba, papaya, mango, ciruela pasa. La consistencia debe ser muy suave, todo en forma de puré.

A los siete meses de edad pueden empezar con el cereal de arroz y de trigo, la avena, pueden incluir pollo, hígado, pavo, ternera, pollo, betabel y jitomate. La consistencia debe seguir siendo muy tersa, pero si hay piezas dentales, pueden ser todo lo mencionado con anterioridad en trocitos muy finos y suaves para que los pueda pasar con facilidad el bebé y pueden comenzar a combinar alimentos.

La alimentación del bebé por meses, específicamente al 8 y 9, pueden entrar a la lista: ejotes, nopales, pepinos, frijoles, garbanzo, lentejas, habas, pastas y arroz, además una mayor cantidad de proteínas de origen animal como el queso, el yogurth, las carnes como ternera y pollo. Para terminar, al décimo mes, pueden mezclar una mayor cantidad de alimentos y las papillas ya pueden contener más tropiezos en su consistencia.

Cerramos diciendo que el huevo, en cualquier presentación, ya sea cocido o frito, se puede dar a partir del año de edad, al igual que los cítricos, el chocolate, las fresas y la leche de vaca, por lo que ya puede ir comiendo el bebé después de esto un poco más de la dieta familiar.