Aprende a Desarrollar el Sentido del Gusto en tu Bebé

Como sucede con el tacto y el olfato, el gusto es un sentido que funciona a pleno rendimiento desde el momento del nacimiento y que debe seguir desarrollándose a medida que el bebé va creciendo. Los especialistas sostienen que el gusto y el olfato son sentidos que trabajan de la mano y de no actuar juntos no seríamos capaces de diferenciar tan fácilmente unos sabores de otros. Debes saber que desde el cuarto mes de embarazo los receptores del gusto, que se encuentran en la lengua y el paladar, están formados. Por lo importante de este sentido, en Guía Mamá y Bebé te enseñamos como aprender a desarrollar el sentido del gusto en tu bebé.

Uno de los datos más curiosos sobre la formación y desarrollo del sentido del gusto del feto es que  gracias al reflejo de succión, estando en el vientre materno éste comienza a tragar líquido amniótico desde ese momento y muestra sus preferencias aumentando considerablemente sus succiones cuando éste tiene un sabor más dulce. Esto explica que desde el primer día, el bebé sea capaz de diferenciar lo dulce de lo salado y lo agrio de lo amargo. Y es importante que sepas que la preferencia por lo dulce se mantendrá a lo largo de los primeros meses de vida, de allí que los niños crezcan siendo amantes de los dulces. 

Cuando amamantas a tu bebé también notarás que unos días es más receptivo con la lactancia que otros, y esto se debe a que según los alimentos que ingieras, la leche materna variará su sabor de más o menos dulce. Es así como podemos decir que tu bebé disfrutará tus platillos favoritos y seleccionará los suyos propios a través de la lactancia.

Si quieres descubrir cómo estimular el sentido del gusto en tu bebé, sigue los siguientes consejos.

Cómo estimular su Sentido del Gusto

  • Mientras amamantas a tu pequeño, sigue una dieta sana y equilibrada que proporcione a tu hijo todo tipo de sabores.

  • Prueba a añadir especias como el comino o la canela en tus platos, pues estás proporcionan a la leche un sabor que gusta mucho a los lactantes.

  • Cuando ya tu bebé pueda tomar otro tipo de alimentos, intenta que su alimentación sea lo más variada posible y no te limites a darle sólo aquello que más le gusta. Recuerda que esta etapa es clave para que se acostumbre a comer de todo.

  • Antes de darle a probar, anímale a oler los alimentos, recuerda que el olfato es fundamental para apreciar los sabores. .

  • No tengas miedo y deja que experimente con la comida, tocándola, oliéndola y llevándose los trocitos a la boca.