Consejos para las Visitas en el Hospital

Cuando nace un bebé, todos los familiares y seres queridos quieren conocerlo y comienzan las atenciones de su parte al hacer llamadas y visitas a los nuevos papás, así mismo mandan regalos y felicitaciones para poder expresarles la alegría de tener un bebé nuevo en su familia, por ello hoy queremos hablarles sobre algunos consejos para las visitas en el hospital para apoyar a los papás en esta nueva etapa y no cansarlos de más.

En las visitas debe de caber la prudencia al comprender que los nuevos papás, en especial la mamá, está muy cansada por haber tenido una cesárea o un parto y necesita descansar por haber gastado mucha energía, ella debe de tomar las cosas con calma y lo que más quiere es estar con su bebé para conocerse y darle mucho amor en lo que va asumiendo su nuevo rol, el ser mamá. En cuanto al papá se refiere, por lo general, los que son hombres responsables, acompañan a su pareja en ese proceso, incluso duermen en el hospital para cuidar a la nueva mamá y para estar al pendiente de lo que puede necesitar, pero seguramente está cansado, nervioso y desvelado por dormir en un sillón, así que hay que considerarlos y apoyarlos en esta etapa, la mejor manera es no haciendo mucho escándalo y no saturándolos de consejos.

Dentro de los consejos para las visitas en el hospital, lo ideal es hacer una visita rápida para mostrarles su cariño, platicar un poco, llevarles un regalo para el nuevo bebé y retirarse para que los nuevos papás puedan atender a los demás visitantes, pero sobre todo que puedan regresar a descasar y a cuidar a su bebé, así la muestra de cariño hacia la nueva familia debe ser rápida, no más de media hora, concisa y preguntarles siempre si requieren ayuda en algo.

Muchos papás provechan cuando llegan los nuevos abuelos o algún familiar o amigo de confianza para poder hacer algún pendiente, por ejemplo, ir a comprar algo de comer, verificar las cuentas en el hospital e incluso ver todos los detalles del servicio del recibido, por lo que si los papás se los piden, accedan a quedarse unos momentos más, pero sino, vayan a verlos un ratito y déjenlos seguir con sus actividades.

Otro de los consejos para las visitas en el hospital es que siempre se laven las manos y se apliquen alcohol en ellas para poder eliminar las mayores bacterias posibles y así cuidar al bebé evitando contagios de cualquier enfermedad, por supuesto no es recomendable asistir a visitarlos si tienen gripe o algo que sea contagioso porque recordemos que tienen muy pocas defensas y no se les han puesto vacunas, por ello la prudencia debe de caber en las visitas y no deben olvidar que en los hospitales no hay acceso a niños y si lo hay es solo para los hermanitos y es muy poco el tiempo permitido, es por su seguridad.