Consejos Para Lograr Dormir Durante El Embarazo

La etapa de embarazo es realmente hermoso, pero para nadie es un secreto que también conlleva un cansancio extremo, de hecho lidiar con la vida propia es agotador, cuando se lleva un bebe en el cuerpo de la mujer la vida se hace el doble de agotadora, aun mas cuando esto afecta la hora de dormir siendo el sueño indispensable para el descanso del cuerpo humano.

Muchas futuras mamás tienen problemas para dormir cuando están embarazadas por los cambios hormonales y la incomodidad física de cargar un bebé, esto suele ser realmente frustrante, pero todo tiene solución visto que como la salud del bebe depende de la salud de la madre entonces hay que buscar la manera de conciliar el sueño ya que, cuanto más duermas durante tu embarazo, sera mucho mejor.

En el trascurso de los primeros meses de tu embarazo podrías notar que necesitas orinar con más frecuencia a la mitad de la noche. Esto es normal, pero evitar ir tantas veces al baño, evita tomar demasiados líquidos en las noches. Para compensar esto, sólo asegúrate de beber mucha agua durante el día.

El estrés también puede hacer que las futuras mamás no puedan dormir, así que si te preocupa tu embarazo, trata de conversar tus preocupaciones con alguien o de escribirlas será una manera de desahogo y puede ayudar a aligerar tu estrés lo suficiente para que puedas dormir.

Muchas futuras mamás descubren que se concilia mejor el sueño durante el segundo trimestre porque la necesidad de orinar durante la noche disminuye. No obstante, la cambiante forma de tu cuerpo puede presentar algunos problemas al dormir. A medida que tu bebé crece, descubrirás que dormir de costado con las rodillas dobladas puede ser la posición más cómoda. Aunque algunas almohadas colocadas en lugares estratégicos que pueden ayudarte a permanecer en esta posición, no te preocupes si ruedas sobre tu espalda a la mitad de la noche, esta es una de esas partes del embarazo sobre las que no tienes ningún control.

En la última etapa de embarazo, puedes ser un poco más complicado lograr dormir, ya que es posible que aumenten las ganas de orinar además aparecen problemas como acidez estomacal, calambres en las piernas, y otras incomodidades causadas por tu creciente vientre. Para ayudarte a preparar tu cuerpo para dormir, haz algo relajante antes de ir a la cama, como tomar un baño tibio de 15 minutos. Tener una rutina para la hora de dormir también puede ayudar a tu cuerpo a apagarse para descansar durante la noche.