Día Mundial del Agua

Todos los seres humanos necesitamos de agua para poder vivir, pero a veces no le damos la importancia que necesita el cuidado de este líquido ni hacemos conciencia sobre que hay que valorarlo para que nuestros hijos y nosotros mismos podamos seguir viviendo y disfrutando de sus bondades, por ello, ahora queremos enfocar el festejo del día mundial del agua con respecto a nuestros hijos y lo que podemos hacer en casa como familia para cuidarla y aprovecharla al máximo, así crearemos una cultura de cuidado y preservación en los pequeños y en los adultos en casa.

El 22 de marzo es denominado como el día mundial del agua, y la propuesta salió propiamente en la Conferencia de las Naciones Unidas para el medio ambiente en 1992, esta reunión fue realizada en Río de Janeiro, Brasil en junio de ese año, y una vez que la propuesta fue aceptada el diciembre de ese año, se decretó que a partir de ese momento sería este día conocido como el día mundial del agua para ayudar a la población del planeta a valorar y cuidar el agua que llega a la vida de cada uno de nosotros para poder vivir.

En las escuelas y en muchas organizaciones a nivel mundial se ha tratado de crear una conciencia con las familias sobre el consumo del agua, sobre todo va dirigido a los más pequeños del hogar porque no podemos negarlo, a todos los niños les gusta jugar con agua y consideran que el divertirse con ella es algo muy común, sin embargo, esos chiquitos deben tomar medidas para no desperdiciarla y aprovecharla al máximo en cosas útiles, por ejemplo, tomar la que necesiten todos los días cuando tengan sed, si les quedó alguna poca en un recipiente, no tirarla, sino regar una planta que tengan cerca o dársela a algún animalito que la necesite.

El día mundial del agua busca que todos, tanto familias como empresas y personas, seamos responsables con su consumo y cuidado, en casa hay que evitar que haya fugas de agua en los sanitarios o dejar la llave abierta cuando se están lavando los dientes tanto los niños como los adultos, es mejor poner un vasito para cada quien, así mismo hay que lavar los platos y evitar que se tire mientras los enjabonamos, podemos lavar el coche o el patio de casa con una cubeta en vez de con una manguera, así ahorraremos agua y los niños comprenderán su importancia y con el ejemplo de los padres harán un esfuerzo por no desperdiciarla, debe quedar claro que el cuidado del medio ambiente y en este caso de este recurso natural depende de los seres humanos y este día busca marcar la diferencia en las conciencias de niños y adultos para cuidar el planeta.