Día mundial del Síndrome de Down

Hoy es un gran día para celebrar a las personas que tienen Síndrome de Down, desde los más pequeños hasta los adultos reconocidos que tienen este síndrome son dignos de aplaudir por el gran ejemplo que son para todos los seres humanos que no lo padecemos, así mismo debemos aplaudir y reconocer la gran labor que hacen los padres, hermanos y amigos que están cerca de uno de estos grandes seres humanos.

Los padres y los niños que padecen Síndrome de Down son un ejemplo de vida, de lucha y demuestran un acto de amor. Cuando los padres de estas especiales personas saben que sus hijos vienen bajo circunstancias diferentes es un golpe muy duro para ellos ya que no sabemos reaccionar ante las siguientes palabras del médico: Su hijo padece Síndrome de Down, el examen nos arroja que tiene alteraciones genéticas y depende de ustedes como papás lo que quieran hacer con esta situación.

Muchos padres tienen temor sobre como enfrentarlo, pero los que deciden que estos seres humanos estén en sus vidas y formen parte de su familia se merecen un regalo de la vida y un reconocimiento enorme por su estupenda labor, todos los días demuestran sus ganas y devoción por ser padres, el niño que tienen en sus manos es un hijo maravilloso que los llenará de orgullo y momentos inolvidables, las personas que tienen Síndrome de Down dependen en su desarrollo siempre de los estímulos y el cariño de sus padres y hermanos, hay que tenerles paciencia y siempre ser comprensivos con ellos, son nobles de corazón y muy inteligentes, solo tienen un desarrollo diferente al de los demás.

Los que hemos tenido oportunidad de estar cerca de una persona que padece de Síndrome de Down nos damos cuenta de lo especiales y maravillosos que son, tienen una oportunidad de vivir y se aferran a la vida para salir adelante con las oportunidades que tienen, debemos pensar y entender que son capaces de incorporarse a trabajos y que necesitan el apoyo de toda la sociedad. Hay muchos niños y adultos que reciben educación y oportunidades de trabajo, pero son muy pocos a comparación del gran número de personas que padecen este síndrome, debemos buscar que todos tengan las mismas oportunidades y un desarrollo favorable, los grandes logros de ellos se miden en cosas pequeñas, como abrir la puerta, abrocharse las agujetas, comer y hasta cocinar.

Hay múltiples asociaciones y empresas que buscan crear conciencia y hacen un llamado a la sociedad para que ayudemos a niños, jóvenes y adultos que padecen Síndrome de Down y los tratemos de comprender, no nos hagamos ajenos a este grupo de nuestra sociedad y los ayudemos en lo que esté a nuestro alcance. Hoy es un gran día para reflexionar al respecto.