Errores Comunes que Cometemos los Papás

Al ser papás podemos tener muchos temores y por supuesto nos podemos equivocar en cuanto a la educación de nuestros hijos se refiere, tanto en la forma de corregirlos y de tratarlos, por lo que debemos de poner las cosas claras entre nosotros como adultos y actuar en pareja, tener definido lo que queremos como familia y tratar de aplicarlo, por supuesto nos equivocaremos, por lo que hablamos de los errores comunes que cometemos los papás y los mencionamos para tratar de evitarlos.

Primero hablemos de los papás que tienen varios hijos, es importante que tengamos claro que si hay más de dos pequeños integrantes de la familia, evitemos que se den diferencias entre ellos a causa de nosotros, es decir, hay que evitar el favoritismo, por lo que hay que respetar las diferencias entre cada uno de ellos y reconocer sus méritos, por lo que les recomendamos que a cada uno de los pequeños le dediquen tiempo de calidad individualizado para evitar celos y sentirse desplazados sin razón.

Otro de los errores comunes que cometemos los papás es regañar a los hijos y llegar a la violencia física o psicológica con ellos, esto generará que nos vean con falta de liderazgo y con ciertas debilidades porque perdemos el control de la situación, por lo que hay que tratarlos con firmeza y respeto, debemos mostrar que somos la autoridad de una manera amorosa y firme, así los podremos guiar con respeto y no lastimarlos en el intento.

Ahora, muchos papás tendemos querer tener un excesivo control de la situación, les decimos a los niños que actúen de la forma en la que queremos y evitamos que ellos piensen y actúen por sí mismos, por ello, si nos excedemos veremos que ellos no comprenderán que hay límites y que ellos deben de tomar decisiones sobre sus acciones, por lo que debemos guiarlos para que comprendan las normas claras en casa y las consecuencias lógicas de sus actos, además es importante que como papás no regañemos a los hijos con palabras que tengan carga emocional ni chantajes porque los marcaremos de por vida.

Los errores comunes que cometemos los papás pueden suceder por descuidos, es decir, a veces podemos generar que ellos sientan que no tienen nuestra atención, ya sea por no jugar tanto con ellos o por la carga de trabajo diaria que tenemos como adultos, ellos se sienten desatendidos, pero eso les puede generar a ellos una noción equivocada del lugar que tienen en nuestra vida y pueden pensar que no nos interesan o que no los queremos lo suficiente, e incluso, por el contrario sentir que ellos son los que mandan y tienen el control de nuestras vidas porque hacemos todo lo que nos piden sin dudarlo, así que lo mejor es encontrar un balance en nuestra relación con los niños.