Fitnes Durante el Embarazo

Ser mama no es fácil, mucho menos cuando la maternidad le ha tocado a mujeres que pratican un estilo de vida fitnes, ya que un embarazo viene cargado de elementos hormonales que se escapan de las manos, pero aun si, pese al aumento de peso, los síntomas naturales del estado de gestación, hay muchas maneras saludables de mantenerse en forma durante el embarazo sin que afecte al bebe, de esta forma se haría mucho más sencillo recuperar el cuerpo una vez él bebe llegue al mundo.

En el presente, ser fitnes se ha convertido en una moda, que excede cualquier realidad de un estilo de vida saludable, lo que se busca, es que las mujeres durante la etapa del embarazo, lleven un ritmo de vida en pro de mantenerse en forma de una manera conveniente, incluyendo una serie de actividades, que sustenten el organismo y la mente en buen estado; bien sean, primerizas, o mamas por una vez más. La idea esencial es estimular y ayudar a cuidar sus cuerpos, convirtiéndolas en mamas fitnes.

Se recomienda plantear una serie de estrategias para lograr el objetivo. En principio, una vez se tenga conocimiento del estado de embarazo, con la ayuda del médico tratante, realizar un plan alimenticio acorde a las necesidades, incluyendo alimentos balanceados tanto para la mama como para él bebe, estrictamente se deben incorporar alimentos con mucha fibra, ya que aparte de estimular la evacuación, mantiene el sistema intestinal limpio y coadyuva a la dotación de energías que el cuerpo necesita para hacer ejercicios y reponer la debilitación que conlleva llevar un bebe en el vientre. Después de la alimentación, lo que sigue es el ejercicio, si bien es cierto que no se debe forzar al cuerpo como se hacía con anterioridad al embarazo, tampoco se debe dejar de hacer rutinas de entrenamiento por completo, así que en definitiva, se pueden realizar ejercicios no tan pesados que permitan que el corazón se mantenga en buen estado y con el todo el organismo, consumiendo mucha agua, jugos naturales ya que la hidratación es vital.

Es importante destacar, que todo el plan de ejercicios y de alimentación debe ser y estar supervisado por el medico de confianza.