Iniciar la Lactancia Materna

Darle de comer a un bebé desde el seno materno es una experiencia maravillosa porque los pequeños establecen con la madre un lazo muy estrecho y único, eso sin contar que el calostro y la leche materna es el mejor alimento que un pequeño puede recibir durante su primer año de vida, aunque la Organización Mundial de la Salud, recomienda que se extienda hasta los dos años de edad sencillamente porque es darle amor y nutrición al bebé través del pecho de su madre, por lo que hablamos de la mejor manera de iniciar la lactancia materna.

Al estar en el hospital, después de haber tenido un bebé por el canal de parto, la mujer comenzará a producir la leche necesaria para alimentar a su bebé unas horas después del nacimiento, mientras que si nació por cesárea, el cuerpo de la madre tardará en promedio dos o tres días en generar su propia leche, así que deberá intentar en ambos casos pegarse al bebé para que su cuerpo reciba el estímulo de sus labios en los senos y el bebé al succionar mandará el mensaje al cerebro de la mamá para avisarle que requiere alimento y ella comenzará a producir lo necesario para cubrir las necesidades alimenticias de su pequeño.

La mejor manera de iniciar la lactancia materna es con orientación en el hospital ya que las enfermeras, especialmente las de los cuneros, están completamente capacitadas para ayudar a las mamás a enfrentar esta etapa tan importante para ellas y sus hijos, así que con su ayuda, les enseñarán como pegarse al bebé, acomodarlo sobre su brazo en posición de balón de futbol americano y como colocar el pezón para que pueda succionar.

Las instrucciones son las siguientes: Mamás, deben de limpiar sus senos, lavarlos con agua tibia y jabón, después secarlos y cargar al bebé con un solo lado del cuerpo, pueden sujetar la cabeza con su mano y apoyar el resto del cuerpo del bebé sobre su brazo, después colocar su pancita con la pancita de mamá y de ahí acercar su boquita al pezón para que comience la succión, de manera preferencial, como los pezones son muy delicados, se requiere que el pequeño con su boca lo cubra completamente, así evitarán que le entre aire al comer y se hagan grietas en esa parte del seno de la mujer debido a la saliva.

Para iniciar la lactancia materna se debe de tener mucha paciencia y constancia, aunque pareciera muy sencillo y natural, hay muchas mamás que tienen problemas para lactar y lo mejor es pedir ayuda y consejos para lograrlo, no hay que desesperarse y así conseguirán que su cuerpo se acostumbre a darle de comer a su hijo, ustedes mamás bajarán de peso y tendrán un lazo muy estrecho con su bebé que nada lo romperá y durará toda la vida.