La Bolsa para el Hospital

Cuando sabemos que faltan pocas semanas para el nacimiento de un bebé, las mamás tendemos a acomodar todo para recibirlo, preparamos su habitación, lavamos su ropita y preparamos lo que hay que llevar al hospital, es decir, preferimos tenerlo todo para cuando llegue el gran momento y no pensar que se nos olvida algo importante en casa, por ello hablamos de la bolsa para el hospital, tanto por la parte de mamá como la del bebé, hacemos una listado para ayudarlas a que nada de olvide.

Ya sea por parto natural o por cesárea, es mejor estar preparados para estar en promedio tres días en el hospital y hay que llevar lo necesario para cubrir todas las necesidades que se puedan presentar, así que comencemos con mamá: Ella necesita tener a la mano los exámenes clínicos cercanos a la fecha de parto, así como documentos oficiales que puedan pedirle en el hospital o para hacer el registro del bebé, así como el carnet o los pagos referentes al sanatorio, eso sin olvidar dinero o tarjetas de crédito para que pueda cubrir sus gastos y es muy importante que papá tenga claro donde está todo para poder ayudar con los trámites.

En su bolsa para el hospital, mamá no puede olvidar: Camisones abiertos en la parte delantera para la lactancia materna y así no tener que descubrirse por completo, a demás debe de ver que sean cómodas y de preferencia de algodón, eso además de una bata que le ayude a mantenerse caliente y se sienta libre para poder caminar a los cuneros para ir a ver a su bebé. También recomendamos tres pares de calcetines, unas pantuflas y tres sujetadores de lactancia materna, de preferencia que sean más grandes que los usados en el embarazo, para que esté cómoda y pueda darle pecho al bebé.

Para llevar lo necesario al hospital en cuanto a limpieza, les recomendamos a las mamás que lleven los artículos de tocador que consideren necesarios y no olviden un paquete de toallas sanitarias, unas almohadillas desechables para lactancia, toallitas de limpieza de senos y una bolsa desechable para poder poner ropa sucia para que al regresar a casa la puedan lavar.

En lo que se refiere al bebé, la bolsa para el hospital por parte del bebé debe tener lo necesario para vestirlo: 3 mudas completas, 3 pares de calcetines, un gorro, una manta, un paquete de pañales para recién nacido, una toalla suave para cuando lo bañen en el hospital y toallitas húmedas para cambiar el pañal. Si ya llegó la época invernal, recomendamos que lleven un sweater, una gorra más caliente, una pijama especial y una buena cobija para mantenerlo cubierto y evitar que le den cambios fuertes de temperatura.