La Bondades del Método Canguro

No hay nada mas dulce y placentero para una madre que acurrucar en su pecho a su bebé. Ese contacto piel con piel, ha sido clava para la recuperación de muchos niños prematuros. Hoy esta práctica es realizada en distintos países con óptimos resultados.

Para el Prematuro.

– Mejora la termorregulación del bebé,
– Acelera la adaptación metabólica.
– Reduce los episodios de apnea.
– Impulsa la lactancia materna. Disminuye el riesgo de infección.
– Favorece la ganancia de peso. Reduce la estancia hospitalaria.

Para la Madre

– El estar piel con piel ayuda a la madre a crear un fuerte vinculo con su bebé inmediatamente además de hacer que se genere mas oxitocina, propiciando que este más relajada, lo que estimula a que la producción de leche comience antes.
– La madre se convierte en la protagonista indiscutible del equipo que propicia cuidados al bebé. Aumenta la confianza de las madres en el cuidado de sus hijos.
– El contacto piel con piel ayuda a que obtengan un ritmo parecido de sueño y de despertares llamado sincronía del sueño, el cual permite que la madre pueda dormir y descansar más.