La Naturaleza de los Niños

Los niños son maravillosos, todos ellos tienen cualidades que van desarrollando a lo largo de su vida, por lo que como papás debemos apoyarlos en lo que desean aprender para que sean plenos, de hecho, ¿Han pensado en como es la naturaleza de los niños? Les queremos compartir algunas ideas al respecto de un libro llamado Bésame mucho del Dr. Carlos González, quien es pediatra, ha escrito sobre el tema y nos habla de la manera en la que son nuestros hijos.

Comencemos con la idea de que una madre siempre dice que su bebé es muy bueno y en general se refiere a que duerme mucho o no da mucha lata por no llorar, pero conforme va creciendo y estando saludable, verán como cambia su hijo a ser activo y a no estarse quieto con nada o incluso no sabrán como manejar sus berrinches o problemas de atención o de conducta y comenzará a pedir consejos sobre como educarlo o corregir lo que considera que no está bien, por ello tantos libros que se pueden encontrar al respecto, pero los papás podemos usar nuestro sentido común para ayudarlos poco a poco.

Los niños despiertos son maravillosos y no debemos olvidarlo, todo el tiempo nos debemos sentir orgullosos y felices por ello, incluso lo que consideramos problemas, pueden ser grandes virtudes, comencemos por la generosidad: A veces los niños tienen una capacidad de compartir que nos sorprende, por ejemplo pensemos en que su hijo juega con un cubo en la arena y tiene un dinosaurio junto, se acerca otro pequeño y toma el muñeco, su hijo comparte pero de pronto piensa que es más divertido jugar con lo que tiene el otro pequeño y se lo arrebata, así que el nuevo amigo decide usar ahora el cubo y listo, no pasa nada entre los niños, pero los papás pensaremos que nuestros hijos no saben compartir, pero lo que sucede es que son generosos con sus cosas y se divierten con lo que tienen a la mano.

La naturaleza de los niños es ser desinteresados, su cariño es sincero, quieren a sus papás como son, sin que necesiten nada material, se acercan a nosotros, lo único que buscan es afecto y ellos nos quieren de manera gratuita, incondicional e inquebrantable, incluso se sabe que los niños maltratados siguen amando a sus padres a pesar de lo que les hacen, por lo que siempre acérquense a sus hijos para darles afecto, no los van a malcriar por darles amor, al contrario, los harán más seguros de ellos mismos.

Los niños son valientes, piensen en las veces que los han castigado o les han dado una nalgada, seguramente han visto que si sus hijos no quieren hacer algo, no lo podrán obligar y cuando le han gritado más fuerte, lo único que generarán es que él o ella lloren con más fuerza, pero nada más. Incluso en la naturaleza de los niños es natural perdonar de manera profunda, inmediata y leal, así que valoren lo que tienen en casa, los niños son un tesoro.