La Producción de la Leche Materna

Las mujeres tenemos la capacidad de dar vida y de llevar en nuestro vientre a una unión de células que con el paso del tiempo se convertirán en un bebé, por lo que en nuestro cuerpo, se adaptan de manera natural las condiciones para que esa vida perdure y hay muchos cambios que generan las mejores condiciones para que ese ser humano crezca y al pasar 9 meses nazca, pero no solamente eso, también tendremos las mamás lo necesario para que comience a comer gracias a la producción de leche materna.

El mecanismo de la producción de la leche materna lo tenemos todas las mujeres y se activa de manera natural cuando el cuerpo humano detecta que se está formando un bebé, por ello desde los primeros meses, las hormonas trabajan en este cambio y comienzan a preparar la producción, por lo que las mujeres sentimos más pesados nuestros pechos y se ven más grandes. Ahora, cuando un bebé nace, la mujer ya tiene la leche materna en su cuerpo y está lista para poder alimentarlo.

El cuerpo detecta que cuando está en contacto natural con un bebé, la leche materna está lista para salir y al sentir que el bebé comienza a succionar de la aureola y el pezón, la estimulación se transmite a la glándula pituitaria, lo que genera que se produzca las hormonas llamadas prolactina y oxitocina. La primera de ellas, la prolactina transmite un comando de cambio, es decir, le avisa al cerebro que hay que cambiar algunos elementos y nutrientes de la sangre en la leche, mientras que la oxitocina ayuda a empujarla hacia los conductos de la leche para que esté disponible para el bebé a través de las aberturas del pezón, así cuando el bebé es alimentado por su madre, ella se estimulará y tendrán una mejor adaptación y se generará la suficiente cantidad de leche, la que el pequeño necesitará en sus primeros dos años de vida.

De manera natural, la producción de leche materna es un mecanismo que el cuerpo humano tiene muy bien estructurado, sencillamente es una maravilla porque está diseñado para generar vida y procurarla con el alimento, por ello la célula acinar, que es donde se produce la leche materna en el seno, se une dando una serie de células que están acomodadas como un racimo de uvas y el alveolo las une para transformar elementos y nutrientes de la sangre en leche, mientras que el mismo alveolo ayuda a empujar la leche hacia los conductos que la ayudarán a salir cuando esté lista y por los poros del pezón, el bebé recibirá ese regalo que su mamá le proporciona al alimentarse, la leche materna.