La Toxoplasmosis en el Embarazo

Las futuras mamás suelen tener mucho temor a que les pase algo que ponga en riesgo su estado y tienden a cuidarse mucho para evitar cualquier factor que pueda afectar su salud y la de su bebé, por ello hoy mencionamos una de las enfermedades más citadas por los médicos: La toxoplasmosis en el embarazo, les diremos como prevenirla y si se tiene, como luchar contra ella.

Para los expertos, la toxoplasmosis es una infección ocasionada por un parásito llamados toxoplasma gondii y por lo general, es una enfermedad leve en personas con sistemas inmunológicos sanos y la mayor parte de las veces suele pasar desapercibida o llega a confundirse con una gripe común. Ahora, es peligrosa debido a que si se contrae durante el embarazo, este parásito pude infectar la placenta y llegar al bebé generando consecuencias terribles como el nacimiento de un bebé sin vida, que tenga ceguera o alguna discapacidad intelectual.

Debemos decir, que la posibilidad de que un bebé contraiga la infección aumenta a medida que el embarazo avanza, pero hay que aclarar que suele ser mas grave para el bebé si llega a infectarse durante el primer trimestre de gestación, por ello si las futuras mamás saben que tienen esta enfermedad, deben de tratarse con el médico antes de quedar embarazadas, de hecho se recomienda esperar por lo menos 6 meses para intentar la concepción de un bebé.

La toxoplasmosis en el embarazo se transmite por comer carne infectada que está cruda o poco cocinada, pero también puede estar presente en frutas o vegetales frescos que no estén bien lavados, también si tienen contacto con tierra, arena para gato que tenga este parásito y se lleven las manos a la boca, nariz y ojos.

Ahora, para poder evitar riesgos, debemos decir que si ya la tuvieron con anterioridad, deben de dejar de preocuparse debido a que son inmunes, pero si no la han tenido y quieren saber si está presente en su cuerpo, deben realizarse una prueba para descartar o confirmar la presencia de este parásito y pueden realizar un control médico cada trimestre para saber su estado y en caso de tenerlo, el médico deberá iniciar un tratamiento inmediatamente con antibiótico para evitar que sea transmitido al bebé y se deberán realizar ecografías de manera regular para monitorear la salud del pequeño.