Lo que Debes Saber sobre el Inicio de la Producción de la Leche Materna

Desde el primer trimestre del embarazo ya nuestro cuerpo comienza a producir la leche materna, razón por la que al momento de la llegada del bebe, nuestros pechos están listos para amamantarlo.  Al comienzo y durante los primeros 2 o 3 días la leche se torna amarillenta, y es lo que denominamos calostro, una sustancia que al deglutir al bebé le irá tapizando su intestino con anticuerpos, vitamina A y células para protegerlo contra las enfermedades. En Guía Mamá y bebé queremos presentarte lo que debes saber sobre el inicio de la producción de la leche materna.

Debes saber que el calostro tiene también un efecto laxante que permite eliminar el meconio (que es la primera deposición del recién nacido) mucho más rápido,  por meras apariencias los primeros días puede parecer que el volumen de calostro y leche que el seno produce son mínimas, pero no es así pues el pecho produce lo que necesita el bebé, tomando en cuenta que su capacidad gástrica también es pequeña y se irá desarrollando conforme las necesidades del bebé vaya aumentando.

En esta etapa la glándula mamaria va aumentando el volumen de leche, de aproximadamente 180 mililitros diarios que produce los primeros días, a 540 más o menos a la semana y posteriormente alcanza un volumen de 1,100 a 1,200 mililitros.

La producción de la leche materna es un proceso dinámico que debes dejar evolucionar, es decir, no te debes llenar de dudas como ¿no quedará con hambre? ¿Será suficiente? y ante estas dudas buscar complementar la dieta del bebé con fórmula el proceso se detiene y la glándula mamaria empezará a bajar su producción.

Hormonas que intervienen en la producción de leche

Pocos lo saben pero en el proceso de lactancia existen básicamente dos hormonas que producen la leche materna: la prolactina y la oxitocina. La primera es la encargada de producir la leche y la segunda de la expulsión de la misma.

Es necesaria la succión del bebé al pezón con frecuencia, para que las hormonas se produzcan. Si la succión es de forma irregular, se le alterna o se le complementa con biberón la respuesta hormonal no será la adecuada y el volumen de leche irá disminuyendo poco a poco hasta cesar la producción y, por ende, la lactancia.

Ofrecer el pecho frecuentemente hará que haya más nivel hormonal y la producción de leche sea mayor, de tal forma que incluso una madre adoptiva puede producir leche si recibe el suficiente estimulo en sus pezones.

Cuando hablamos de la oxitocina nos referimos a una hormona muy sensible, por lo que se ajusta al estado de ánimo de la madre si está confusa, ansiosa, tiene dolor o está deprimida, la producción de la hormona se altera, disminuye y no expulsa la leche. Por esta razón, antes de amamantar debes estar relajada, concentrada y dedicada solo a la lactancia a tu pequeño, así contribuirás a que la leche fluya sin problemas.