Mamás Organizadas

¡Tener un hijo hace que el mundo se ponga de cabeza! Es cierto, las nuevas mamás enfrentan un reto sobre cómo organizar su nueva vida con un bebé en los brazos y con forme crece lo van logrando con niños mayores, todo implica organización y poner atención en detalles que antes no nos pasaban por la cabeza como tener una pañalera lista con todo lo que se pudiera ofrecer para el bebé e incluso calcular las horas en las que va a comer o si se enferma, hay que estar listas para hacerlo sentir mejor lo más pronto posible, pensar en la tarea que deben de llevar a la escuela, tener la mochila lista, etc. Todo esto hacen las mamás organizadas.

Debemos aceptarlo, conforme vamos conociendo mejor a nuestro hijo, sabemos que es lo que podemos necesitar para cuidarlo y mientras más niños tenemos, la organización de nuestro tiempo como familia se complica por las necesidades de cada uno de ellos, por lo que es necesaria una estructura para que todo funcione mejor y la manera de tener éxito y salir avante con todos los retos que podemos enfrentar es tener una buena organización en casa, una rutina que les ayude a tener todo listo para lograr tener horarios y no olvidar nada.

Si se preguntan cómo ser una mamá organizada, el primero punto es organizarte tú como mujer para poder poner orden en la familia, así que si su hijo es un bebé, pongan todo lo que puedan necesitar en una pañalera, así estarán listas para cualquier eventualidad, pero si ya son niños más grandes y están en edad escolar y ustedes como papás quieren que en la mañana se vista solo, se lave los dientes y desayune sin distracciones, el mejor consejo es mantener organizada tu casa, que no se encuentre juguetes en el camino será de gran ayuda para no distraerse y lograr sus objetivos poco a poco, primero con tu ayuda y después solito. Ahora, si del lunch se trata, lo mejor es que lo preparen una noche antes y ya lo tengan guardado en el refrigerador para solo ponerlo en la nochera.

Otro consejo para lograr ser del club de las mamás organizadas es tener todo lo que puedan necesitar lejos del alcance de los niños, preparen su bolsa con la cartera, el celular, las llaves, el maquillaje y hasta el cepillo para el cabello en un lugar donde los niños no alcancen a tocarlo, así siempre lo podrán tener a la mano y estar seguras que nadie les perdió algo que pudieran necesitar. También será de gran ayuda que pongan la ropa del día siguiente, tanto la de sus hijos como la suya en un lugar donde la puedan tomar rápido y no tengan que estar buscando zapatos o calcetines limpios por la mañana.

Ahora, cuando vayan a descansar, aprovechen para dormir todos y solo levántense un poco más temprano para empezar el día con calma, pero haber tenido un sueño reparador será ideal para una buena calidad de vida como mamás. Finalmente, piensen en que tan organizadas son y hagan una lista con sus pendientes, así aprovecharán el tiempo de su día para hacer lo que sea urgente realizar y lo que no, pueden hacerlo después, así serán unas mamás organizadas y sus hijos lo aprenderán con su ejemplo diario.