Niños con Celos de sus Hermanos

Es común que cuando viene un bebé en camino, el rey o la reina de la casa se sientan celosos porque ellos comprenden que va a haber un cambio cuando mamá ya no puede jugar igual por la pancita que tiene, notan que hay regalos y atenciones que no son para ellos y que hablan de otro nuevo miembro de la familia y no es una mascota, sino un hermano o hermana que viene pronto a vivir en el hogar que ya estaba establecido, por ello hablamos de los niños con celos de sus hermanos y como ayudarlos en esta etapa.

Muchas mamás y papás preparan a su hijo mayor sobre la llegada de un hermanito y lo que hacen es platicarle que habrá un nuevo bebé en casa, que van a tener que cuidarlo y quererlo mucho, les explican como va creciendo la pancita de mamá y se hace evidente el embarazo y hasta van de compras y le dan algo al hermanito mayor de parte del bebé porque tiene muchas ganas de conocerlo, etc. Sinceramente se las ingenian de muchas maneras para que el pequeño que ya tiene conciencia de lo que pasa lo asimile lo mejor posible y suele funcionar muy bien.

Ahora, ya que nace el primer hermanito menor, los hijos mayores suelen presentar celos de manera irremediable porque hay un cambio en su vida y eso les genera malestar e incertidumbre, por lo que es normal que cuando vean a su mamá cargando a un bebé sientan enojo, incluso marquen un rechazo hacia la figura materna o paterna y lo expresen con berrinches, diciendo que no a todo y llamando la atención de la manera que pueden para expresar su inconformidad.

Los niños con celos de sus hermanos pueden no querer prestarles cosas, incluso muchas veces no quieren acercase a ellos o les quieren pegar cuando tienen oportunidad, todo porque los ven como los responsables de que mamá y papá pasen menos tiempo con ellos, por lo que hay que ayudar a los pequeños a comprender que nadie los quiere menos que antes y que siguen siendo importantes para mamá y papá, esta etapa es normal y deben superarla.

Los ideal para combatir a los niños con celos de sus hermanos es dedicarles tiempo a los hermanos mayores, es decir, por lo menos media hora al día donde mamá y papá estén con a él o ella solamente, también ayuda involucrarlos en la crianza del nuevo bebé, impulsar a que jueguen juntos, platicarles cuentos donde expliquen que las emociones que tienen ahora son normales pero que poco a poco irán llevándose mejor, hacerles entender que deben compartir sus juguetes para que se diviertan juntos y sobre todo que comprendan que es natural sentirse así, pero que todos son una familia y que van a vivir así a partir de ahora, así los celos irán reduciéndose poco a poco y mejorará la relación entre todos los miembros de la familia.