Opciones para Lunch de los Niños

Al ir a la escuela, desde el kínder hasta la primaria, como papás debemos de preocuparnos por lo que comen nuestros hijos, porque tenemos todavía cierto control sobre lo que llevan a la escuela para comer en sus ratos libres y que con ello supervisar que tengan una buena fuente de energía, que estén bien nutridos y con ello puedan realizar sus actividades sin un desgaste importante, por ello hablamos de algunas opciones para el lunch de los niños, les proporcionamos sugerencias y algunas recetas.

Para complementar un plato fuerte, los papás podemos poner en las opciones del lunch de los niños algunas barritas de cereal, pero hay que buscar que sean integrales, también un puño de frutos secos les ayudarán a comer algo saludable y que los llenará de energía y no duden en poner una fruta o verdura fresca en el menú porque les ayudará a cambiar de sabores y a balancear su comida, por ello la jícama, el pepino, las manzanas, el mango o la piña en rebanadas puede ser una gran opción para complementar lo que comen los pequeños.

Sabemos que en casa muchas mamás aplican el mandarles sándwiches a los niños y por lo general son de jamón y queso, pero, ¿Por qué no variar un poco la receta y mandarles cuadritos de hojaldre? Son sencillos de hacer y muy ricos al comer, por lo que necesitan: pasta de hojaldre, queso provolone, jamón de pavo, mayonesa, mostaza y jitomates frescos. Lo que hay que hacer es precalentar el horno a 180 grados, pero al mismo tiempo ir extendiendo la pasta de hojaldre y cortar 18 cuadros de 10 cm en cuadrados, así en cada uno hay que poner mayonesa y mostaza junto con una rebanada de jamón, queso y jitomate. Traten de que todo quede unido enrrollando hacia arriba, como si fueran a hacer una bolsita y colóquenlo en una charola para horno, coloquen huevo para darle brillo exterior y déjenlos que se doren en el horno por 15 minutos.

Otra de las opciones para el lunch de los niños que les presentamos son unos rollitos de atún, por lo que necesitan: Pan integral, mayonesa o un aderezo que les guste a sus hijos, atún en lata y zanahorias ralladas. El procedimiento es rápido y sencillo, por lo que coloquen el pan y corten las orillas, pero con la ayuda de un rodillo aplanen esa rebanada para que quede delgada, después pongan el atún con el aderezo de su preferencia y pongan unas lajas de zanahoria rayada, y si tienen en casa un poco de aguacate, así enrollen y corten a la mitad de manera diagonal, ¡A los niños les van a gustar mucho porque son originales, ricos en sabor y muy nutritivos!