Ropa para Embarazo y Lactancia

Conforme van pasando los meses del embarazo, las mujeres sentimos como crecen nuestras caderas, los pechos están más sensibles y la pancita va aumentando en volumen por el desarrollo del bebé, entre muchos otros cambios físicos y por eso debemos de buscar ropa cómoda y moderna para que luzcamos lindas en la etapa que estamos viviendo, así que renueven su guardarropa para que disfruten el sentirse y verse bien, por lo que hablamos de la ropa para embarazo y lactancia.

Piensen que será necesario que tengan en su closet prendas básicas que puedan combinar para las actividades que tendrán que hacer todos los días, por lo menos 5 meses van a ocuparlas diario porque es por lo general cuando se da un aumento de peso considerable y el vientre crece todos los días, así que les recomendamos un pantalón de mezclilla, dos pantalones de vestir para la oficina, si están activas laboralmente, una falda, incluso un short si es época de calor, unos pantalones para hacer ejercicio, que sean cómodos y ajustables, una sudadera que le haga juego, un vestido versátil, un sweater, varias playeras y blusas más formales para poder hacer combinaciones que generen que se vean distintas y arregladas todos los días.

En cuanto al descanso se sugiere tener en casa un par de pijamas, de preferencia de algodón porque se sentirán frescas si hace calor y las mantendrá abrigadas de forma natural si hace frío por las noches, así que un conjunto de pantalón y playera sería bueno para empezar y ya que se acerque la fecha para ir al hospital, les recomendamos un camisón con botones que se abran en la parte del pecho para iniciar la lactancia, así podrán seguir ocupándola después de dar a luz y por muchos meses más.

Las ventajas que ofrecen la ropa para embarazo y lactancia en la actualidad son que hoy en día se ven modernas y versátiles, que ayudan a la futura mamá a sentirse bien y cómoda, que las prendas son para todos los gustos y con ellas hay opciones que usaría en su vida normal si no estuviera esperando un bebé, así que solo deben buscar su talla y calcular dos dedos de cada lado como margen de crecimiento por mes en el último trimestre del embarazo para que les dure todo el tiempo que lo van a necesitar. Ahora, cuando vayan al hospital, tengan presente llevar prendas para salir de ahí, porque seguirán inflamadas y tardarán un poco en recuperar su figura de antes del embarazo, así que le seguirán dando uso a lo que compraron para la etapa de gestación por lo menos un mes más después de tener a su bebé, así que no duden en adquirir prendas de buena calidad y en las que puedan presumir su pancita.