Reacciones, Mes a Mes del Bebé en el Embarazo

Primer Mes: Este diminuto ser, que a las 4 semanas mide aproximadamente 5-8 mm, está desarrollando 40 pares de músculos que, selectivamente, moverá ante un estímulo.

Segundo Mes: Hacia la sexta semana de gestación, tu hijo mide aproximadamente 13mm y ya tiene desarrolladas las zonas principales del cerebro. Sus impulsos coordinan el funcionamiento de su cuerpo. Tiene brazos y aparecen unos diminutos rudimentos de los dedos de las manos y de los pies; pero, aunque no pueda unir sus brazos, ya se inician dos reflejos muy importantes en su vida: succión y prensión. Si algo roza sus labios, comenzará a chupar; y si algo le entra en contacto con la palma de su mano, la moverá.

Tercer Mes: A las 9 semanas de gestación, tu retoño, que ya pesa 4 gramos, responderá al tocarlo. A las 10 semanas, si algo roza su frente, reacciona apartando la cabeza y a las 12 semanas si se le acarician los labios, contesta succionando. En general, un feto de tres meses está capacitado para emitir un amplio repertorio de respuestas: es capaz de mover piernas, pies y cabeza; su boca puede abrirse, cerrarse y absorber; si se toca la palma, aprieta el puño; si se toca el labio, succiona y si se golpea la planta del pie, los dedos se separan. Estos comportamientos reflejos estarán presentes en el nacimiento, pero algunos desaparecerán a los pocos meses de vida.

Cuarto Mes: Su corazoncito ya late a un ritmo de 120 a 160 pulsaciones por minuto. Ya tiene cosquillas. Si te proyectas sobre el abdomen una luz brillante, se protegerá los ojos, y ante un ruido fuerte aumenta su frecuencia cardiaca e intentará taparse los oídos. Ahora puedes sentir sus movimientos. En este periodo, los reflejos que aparecieron en el tercer mes son más enérgicos porque incrementa su desarrollo muscular.

Quinto Mes: Con 20 semanas de embarazo, tu hijo mide 20 cm, pesa 240 gramos y tiene la misma sensibilidad táctil que un niño de un año. Sus manos son aún pequeñas, pero capaces de sujetar con fuerza.

Sexto Mes: El niño duplica su peso en este mes de gestación. Abre y cierra los párpados, reacciona ante los diferentes tipos de sonido. El reflejo de los puntos cardinales, que evalúa su orientación, ya está latente, al igual que el reflejo de Moro, aunque ambos no están aún perfeccionados.

Séptimo Mes: Por increíble que parezca, con 28 semanas de gestación, tu hijo ya tiene presentes todos los reflejos que existen cuando nace, desde el de succión y búsqueda en la boca hasta el de prensión y marcha para andar. El reflejo de Moro evoluciona y al extender los miembros superiores abre los dedos de la mano. También perfecciona el reflejo de marcha con un mejor apoyo de la planta del pie. Un dato curioso: el pequeño ya diferencia el tacto del dolor superficial.

Octavo Mes: Tu hijo reacciona de forma diferente ante los distintos tipos de voz y a los variados estímulos. Sus conductas son cada vez más minuciosas. El reflejo de Moro es completo y el de marcha, automático. El reflejo de huida ante un estímulo doloroso es vivo y rápido.

Noveno Mes: El último mes de gestación se caracteriza porque el reflejo de prensión es completo; todos los reflejos de enderezamiento son perfectos. También está presente el reflejo tónico-cervical. Si tendemos al bebé boca arriba y giramos su cabecita hacia un lado, extiende brazo y pierna de ese lado y flexiona los opuestos, por último dirige sus ojitos hacia el brazo extendido. Este reflejo, que aparece en su vida intrauterina, desaparece a los 3-4 meses después de nacer y facilita la coordinación visión-prensión.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...