La piel del bebé

La protección de la piel de los recién nacidos es una cuestión de salud, ya que la piel es un órgano funcional esencial que se encarga de proteger de las infecciones, los órganos externos e internos y contribuye al mantenimiento de la temperatura y del control sensorial-táctico.
Durante las primeras semanas, el bebé posee una baja resistencia frente a las infecciones, por lo que en esta época las posibilidades de infección e irritación cutánea son mayores.  

No hay que olvidar que  la infecciones no se encuentran en  la piel del bebé sino que llega de alguna parte; por lo tanto, la persona que cuida al niño y especialmente los padres, deben poner especial cuidado en el aseo de las manos.

¿Que sucede con el PH?

El PH de la piel de nuestros bebes suele ser superior al pH ácido normal, sólo al cabo de unos cuantos días el pH se va regulando hasta conseguir valores aproximados a pH 5.
Solamente una piel con valores de pH ácido (menor de 7) puede asegurar unas cualidades bactericidas sobre algunos organismos patógenos, generando una defensa efectiva frente a infecciones.

Una variación del PH de la superficie cutánea hacia la neutralidad (valores cercanos a 7) puede desencadenar un aumento total del número de bacterias y una variación de las especies presentes. También puede aumentar la pérdida de agua transepidérmica con la consecuente deshidratación y desprotección.

Por estos motivos, es importante el uso de geles de baños especiales para piel de bebes, ya que el empleo de soluciones excesivamente fuertes, perfumadas para lavarlo alteran el ecosistema natural y la formación del manto acido, protector de la superficie cutánea.

Por tanto se deben usar productos como esponjas, bálsamos, geles o aceites de baños adecuados al bebé. Asimismo la utilización después del baño de cremas y bálsamos hidratantes es beneficioso para que el pequeño se sienta mejor.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...