como arrullar al bebé y sus beneficios

Muchos son los beneficios de arrullar a nuestros bebés, uno de ello es la mejora del sueño y les da un ambiente de seguridad. Es por eso que hoy te damos algunas claves para realizar bien el arrullo del bebé.  

Beneficios de Arrullar a tu Bebé

Cuando arrullar a un recién nacido, le ayudaras a dormir y le aporta un efecto de tranquilidad y un ambiente de seguridad tan indispensable en esos primeros meses de vida.

Cuando nuestro bebe llega a este mundo, poseen un efecto de vacío al percibir mucho espacio a su alrededor, tienes que saber que acaba de salir de su saquito y todo le resulta nuevo. ¿Qué necesitara entonces? Volver a sentir que está protegido como en el saco, sentir una seguridad y un contacto piel con piel el mayor tiempo posible.

Investigaciones han demostrado que cuando arrullamos al bebe reducimos los despertares nocturnos fomentando un sueño más profundo y tranquilo. El llanto se reduce y se calman de forma más rápida, ya que el contacto físico del bebé con sus padres es ideal para calmar su sistema nervioso.

Igualmente debes saber que este método es muy eficiente para los bebes recién nacidos, pero debemos ir acortándolo a medida que vayan aceptando que poco a poco van a requerir más libertad de movimiento.    

Cómo debemos Arrullar al Bebé

Puedes utilizar un pañuelo o una matilla que no sea muy gruesa. Claro esto va a depender si hace frio o calor. Selecciona uno que no sea muy grande para que no te obstaculice. Debes tomar a tu bebe de manera suave, pero con mucha firmeza para que el sienta esa seguridad que tratas de trasmitirle.

Sitúa la manta o el pañuelo en una zona blanda y plana, puede ser en la cama o en el sofá, después coloca a tu bebé en el medio dejando solo la cabeza fuera del pañuelo. Una vez que realices esto, solo debes pasar una de las esquinas superiores por arriba de su hombro contrario y realizar lo mismo con la otra parte, de esta manera sus hombros y brazos estarán cubiertos. También puedes realizar una especie de almohada para que la cabecita este cómoda con la tela sobrante. Debes cerciorarte de que su rostro quede al descubierto.

Otra manera de arrullar al bebé es ubicar la manta por debajo de sus brazos, de esta manera sus manitas quedaran libres para que las mueva o te toque. Esta es la forma más recomendable para los pequeños que ya tiene dos meses o más.   

No temas en acurrucar a tu bebé el tiempo que quieras y las veces que sean necesarias. Igualmente debes ir disminuyéndoselo cuando comience a sentirse incómodo. Si notas que se queda dormido, puedes dejarlo en la cuna hasta que se despierte.

  • 1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...