¡mi hijo no se está quieto!

Cuando se acerca el año y medio de edad, los niños no se están quietos con nada, son muy activos y quieren explorar el mundo y aunque su cuerpo comienza a tener mucha movilidad, aún no tienen pleno control de su equilibrio y sus extremidades, por lo que los accidentes suelen ser muy comunes, por ello si eres de las que dice: ¡Mi hijo no se está quieto! Te damos algunos consejos sobre como evitar que sus golpes sean fuertes y de como manejar mejor la situación si llegan a lastimarse levemente porque a veces tendemos a exagerar nuestras reacciones.

Comencemos con una idea clara, los niños al crecer deben de descubrir su cuerpo y su mundo, por lo que es prácticamente inevitable que sufran golpes ligeros y raspones, es parte de manejar y desarrollar sus habilidades motoras, así que es vivir poco a poco su independencia. Ahora, la manera de cuidarlo es mantenerlo bajo vigilancia siempre, acompañar sus primeros pasos y juegos y por supuesto evitar zonas de riesgo como las escaleras y en los muebles, les aconsejamos tener protegidas las puntas de las mesas porque estas medidas sencillas les ayudarán a que los accidentes sean menos graves.

¡Mi hijo no se está quieto! Es una frase común que van diciendo los papás a lo largo del desarrollo de sus hijos y aunque piensen que su pequeño es más inquieto que otros niños, la verdad es que casi todos los papás de hijos sanos piensan lo mismo, es parte de crecer. Ahora, si un pequeño se cae o se da un golpe leve, como papás debemos de aprender a manejarlo y lo mejor es no exagerar porque terminarán ustedes con los nervios muy acelerados y solo le generarán al niño miedo, simplemente hay que auxiliarlo, sobarle y tranquilizarlo, si es necesario usar árnica para bajar la inflamación o evitar moretones, pongan un poco y listo.

De acuerdo con los expertos, las caídas son la causa principal de las lesiones accidentales en los niños y una de cada tres de ellas se hubieran podido prevenir, así que traten de tener un hogar seguro con medidas sencillas de aplicar como: Proteger las esquinas de los muebles, sobre todo las de las mesitas bajas en casa, colocar gomas antiderrapantes debajo de los tapetes para que no se muevan con facilidad y los niños no se tropiecen con ellos, tampoco está de más colocar rejas de seguridad para evitar acceso a las escaleras y quiten sillas o muebles que estén cerca de las ventanas, así ellos no se subirán y no tendrán curiosidad por asomarse, finalmente, pónganse a la altura de su hijo y vean si puede jalar algo de las mesas o tiene acceso a cables de luz o contactos eléctricos que le puedan hacer daño y trata de cubrirlos.

  • 1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...