consejos para el dolor de espalda en el embarazo

Es normal que durante el embarazo tengas algunos dolores lumbares o ciáticos. Esto generalmente puede deberse a que los músculos de tu espalda están sobrecargados y ellos se contracturan. Entre algunos de los factores que pueden contribuir a que esto suceda está el sedentarismo, el aumento de peso, la falta de potencia en tus glúteos, la relajación de los músculos de tu abdomen, entre otras cosas. Lo mejor que tú puedes hacer para lograr evitar esto y realizar algunos ejercicios e intentar adoptar ciertas posturas que sean adecuadas.

Después del parto también pueden aparecer ciertos dolores en la espalda especialmente si el esfuerzo que hiciste en tus músculos fue muy grande, si existe una dilatación excesiva en la zona de la pelvis o si se produjo una luxación en el coxis.

Durante el período de gestación un 30% de todas las mujeres pueden llegar a padecer un dolor en la zona lumbar o ciático, la cual es un dolor que se ubica en la zona de la pierna. Algo que también es muy frecuente, es que aparezca dolor luego del parto.

En la gran mayoría de estos casos el dolor tiende a surgir en consecuencia de la contracción permanente o temporal de los músculos de la espalda, la cual puede llegar a causar dolor por diferentes motivos. Luego de que el dolor haya aparecido, y con cierta dependencia de los factores que llegaron a desencadenarla, los mecanismos neurológicos pueden llegar a causar que este dolor persista hasta el final de tu embarazo o que también pueda aparecer un dolor ubicado en la zona de la pierna.

En muy pocos casos este dolor se debe a cierta alteración orgánica de tu columna vertebral. Dentro de esta gran rareza, la alteración orgánica que surge con mayor frecuencia durante el embarazo puede ser la hernia discal y ciertos estudios realizados han demostrado que ocurre a 1 de cada 10,000 mujeres embarazadas. 

Luego del parto es muy normal que algunas mujeres sientan dolor en la zona baja de la espalda, en muchas ocasiones esto se debe a uno o varios de los músculos que se encuentran un poco más abajo, pero a veces esto también es provocado por una luxación en el coxis.

Solo debes tomar algunas medidas que pueden ser más eficaces para lograr evitar el dolor de espalda durante el embarazo y luego del parto son:

  • Evitar cualquier tipo de reposo a menos de que éste sea recomendado por el médico.
  • Debes cumplir todas las normas de higiene postural.
  • Cada cierto tiempo debes tratar de realizar algunos ejercicios para poder entrenar y fortalecer tus músculos de los cuales su funcionamiento depende casi totalmente la espalda.

Muchos médicos han recomendado el uso de ciertas fajas pélvicas, las cuales no colocas alrededor de tu cintura, sino que por el contrario las colocas alrededor de tus caderas para poder ayudar a que los glúteos cumplan su función. Aunque la verdad es que no existe estudio alguno que haya demostrado la eficacia de la misma. Esta también puedes usarla durante el embarazo o después del parto cuando el dolor se pueda deber a alguna afectación de la articulación que esté posterior a la pelvis

A pesar que durante el período de gestación no puedes ingerir ningún tipo de medicamentos ya que los efectos de este pueden ser perjudiciales para el feto, ya existen algunos tratamientos que son capaces de lograr de tratar el dolor en la zona de la espalda, pero si el dolor ha logrado resistir todas las medidas generales puedes recurrir a la intervención neurorreflejoterápica la cuál es la opción más indicada

  • 1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...