limpieza y cuidado de los oídos de tu bebé

Entre los cuidados que requiere un recién nacido está el de cuidar sus oídos. Aunque pienses que es una tarea muy sencilla, esto puede generarnos muchas dudas.

Los oídos de los bebes son más delicados que el de los adultos, ya que su canal auditivo es muy corto y, por lo tanto, vulnerables a los posibles agentes como el polvo, el agua, el aire y las temperaturas bajas.  

Si desea evitar dificultades con los oídos de tu bebe debes aprender a limpiarlos muy bien y a cuidárselos siempre.

Con pocas semanas de haber nacido tu bebe comenzara a producir cerumen, esta es una sustancia antibacteriana, amarilla y blandita, que protege los oídos de infecciones y agentes externos que pudiesen penetrar en ellos, igualmente los mantiene seguros de erosiones que pueden producirse al rascarse.

Por esta razón, no debemos de quitar la cera del conducto auditivo, únicamente debes eliminarlos cuando se le formen tapones, es muy importante que sea el medico el que se los elimine. Nuestro oído posee un mecanismo natural para eliminar la cera: esta se va deslizando suavemente hacia afuera, y esto gracias a los movimientos del bebe mientras se alimenta.      

Gracias a lo antes expuesto ya debes de saber que solo debes quitarle la cera que le ves por la parte de afuera, con una gasa (no debes usar algodón, porque este suelta pelusas). Igualmente puedes optar por un bastoncillo, pero solo limpiarlo por fuera sin meterlo en el oído, porque en lugar de eliminar la cera la podemos empujar para adentro y podríamos dañar el tímpano.

    

MUY BIEN PROTEGIDO

Siempre antes de bañas a tu bebe debes asegurarte de que el cuarto donde está su bañera no entren corrientes de aire, ya que como él bebe va a tener los oídos húmedos puede llegar a capturar una otitis, que es una dolorosa inflamación en la zona del oído medio. Te darás cuentas si tu hijo padece de esta alteración si llora mucho, se encuentra muy inquieto y le cuesta conciliar el sueño.

Al bañarlo, trata de que al bebe no le entre agua en los oídos manteniendo su cabecita derecha. Al sacarlo de su bañera, seca un poco sus oídos con la punta de su toalla, pero si ves que le entro agua en el oído, te darás cuenta cuando si se lleve la mano al oído, debes poner su cabeza hacia el lado del oído donde tiene el agua hasta que consigas que el agua salga.

Trata de que cuando salgas a la calle le tapes la cabeza con un gorro que tape sus oídos para evitar que le pegue el aire en los oídos. Nunca le coloque gotas en los oídos si no has consultado con el pediatra, y si él te las prescribe trata de calentar el frasco un poco con tus manos para que no esté tan frio al aplicarlo en el oído de tu bebe.

Y si ves que le ha salido algún tipo de granito dentro del oído, el cual es muy doloroso, toma una gasita con un poco de alcohol para sacarla y hacer que deje de molestar.

  • 1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...