5 hábitos de las mamás muy felices

Muchas personas consideran que la felicidad es una meta que no se pueden alcanzar hasta que cumplas ciertos objetivos en la vida. Cosa que está completamente lejos de la vida real. La felicidad no es alcanzada al obtener el puesto que querías en tu trabajo, al ganar el premio de la lotería o cuando se es madre. La verdad es que la felicidad se alcanza cuando consigues disfrutar los pequeños momentos que lo son todo, y cuando se vive el presente.

De seguro en algún momento has visto a una madre que es muy feliz y te has hecho la pregunta de cuál es su pequeño secreto para estar feliz. La verdad es que el secreto se encuentra en la mente de cada persona… pero ¿Cuáles se consideran los hábitos de una mama muy feliz? Bueno continúa leyendo para descubrir los hábitos y que cuando los conozcas no tendrás excusa para estas rebosando de felicidad todos los días.

1. Piden Ayuda cuando la Necesitan

Generalmente las madres felices no le tienen miedo a pedir un poco de ayuda a amigos y familiares, siempre que sea necesario. Por el contrario, las madres martirizadas y estresadas no piden ayuda ya que ellas se ponen en la espalda toda la responsabilidad de la cual viene acompañada la maternidad. Las mamas felices si saben cuándo deben pedir ayuda y luego devuelven el favor. Ellas saben cómo cuidarse de ellas mismas y por esta misma razón también piden ayuda cuando necesitan darse un tiempo para ellas mismas

2. Salen a Tomar aire Fresco

¿Saliste de tu casa el día de hoy? Si solo has ido de tu trabajo a tu hogar lo más probable es que te sientas muy cansada de todo lo que te rodea. La naturaleza, la luz del sol y el aire fresco son los mejores potenciadores del estado ánimo, por esta razón si deseas sentirte mejor y con mucha más energía debes salir a respirar un poco de aire fresco.

3. Comen, Duermen y Piensan en su propia Felicidad (y no solo la de los demás)

El no dormir como se debe es algo muy habitual cuando se tiene un bebe, pero cuando puedas volver a dormir tus 8 horas seguidas no debes dudar en hacerlo. El dormir bien te dará mucha más energía, la cual vas a necesitar para estar muy bien. Además de esto el tener una dieta muy saludable también te ayudara a sentirte bien tanto por dentro como por fuera. Esto te ayudara a que tu estado de ánimo sea mucho más óptimo y te sientas más feliz.

4. Son Flexibles con las Reglas y las Normas

El ser una madre muy estricta con las reglas y límites de tu hogar puede llegar a causarte constantes enfados y frustraciones. El ser flexible no significa que eres muy permisiva, más bien esto significa que sabes cuales batallas hay que tomar y cuales no hay que darles mucha importancia, el ser flexible es llegar a unos acuerdos en la que todos puedan llegar a salir beneficiados.

Por esto lo mejor que puedes hacer para lograr mantener la felicidad de tu casa es poder doblar de vez en cuando las reglas. Como, por ejemplo, puedes dejar que tu hijo se coma un dulce antes de cenar si se ha portado bien o que pueda ver la televisión unos 15 minutos más.

5. Perdonan y Olvidan

Todas nosotras siempre queremos llegar a estar a la altura de nuestro ideal de crianza y siempre hacer todo bien. Pero al final es inevitable perder la compostura y se llega a ser un poco inconsciente, podemos llegar a sobornar a los hijos y nuestro temperamento puede verse afectado en ciertas ocasiones y cuando esto sucede podemos llegar a sentirnos muy culpables… pero las mamas felices saben que en esos días complicados deben de pedir perdón ya que hay veces en que los nervios puedes vencer a la cordura. Ellas saben perdonar, pedir perdón y buscar todos sus errores para poder mejorar sus emociones y su comportamiento en el futuro.

  • 1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...