aspectos que debes tomar en cuenta a la hora de elegir el pediatra de tu hijo.

El medico de tu bebe será prácticamente tu mejor amigo, casi formando parte de la familia, su rol constituye un papel fundamental en la vida del bebe y de la familia, es el encargado de la salud, el bienestar y ayudarte con la crianza y el cuidado del bebe, así que a la hora de buscar un pediatra para tu bebe debes hacer bien su elección, de manera de que te sientas cómoda en confiarle el cuidado de tu bebe.

La búsqueda del pediatra debe realizarse con mucha cautela y dedicarle tiempo y mucha atención, por ello es recomendable hacerlo por lo menos al llegar a los 7 meses del embarazo máximo. Ahora bien, con  toda la emoción y los cambios físicos durante el embarazo, es fácil pasar por alto muchas cosas, así que no te apures en la búsqueda del médico pero tampoco lo dejes para última hora, está bien hacerlo durante el último trimestre del embarazo.

Para obtener una lista de prospectos, pregúntale a tu propio médico,  él te hará varias recomendaciones en las que puedes elegir; también puedes pedir sugerencias a tus amigos y familiares. No olvides antes de elegir tener una entrevista con el pediatra que tengas visualizados, o con los pediatras que hayas escogido, así que coordina una cita para ti y tu pareja de modo de reunirse con algunos pediatras en sus consultorios.  Cada cita debe durar entre 15 o 20 minutos. No es una buena señal si un médico no se reúne contigo, o la reunión es muy breve.  Toma en cuenta estos aspectos:

  • Presta atención al ambiente del consultorio. ¿La sala de espera es limpia e invita a jugar? ¿Es tranquila y segura?

  • Examina el personal del médico y el trato que tiene con los niños.

  • Observa qué tan interesado está el pediatra en ti y en tus expectativas sobre tu hijo.

  • Ve cómo se combinan la personalidad y estilo del médico con el tuyo.

  • Además de esto debes tener respuestas en cuanto al horario de atención en el consultorio, manera de comunicación fuera de él, número telefónico, que hacer en casos de emergencias, en que hospitales u otra clínica trabaja y seguro de su preferencia. Si no te sientes cómoda o si tu pareja a no le ha gustado el pediatra ten en consideración buscar otro, ya que la relación familia – medico es muy importante.