El Sexo y el Embarazo

Es sumamente común que a muchas mujeres se les quite el interés por tener sexo con su pareja cuando están embarazadas, pero en muchas ocasiones no conocemos la razón y puede tener problemas entre ambos por falta de comunicación o incluso, los varones pueden sentirse un poco desplazados por la llegada del bebé porque desde antes de que nazca ya les está quitando tiempo en pareja, por ello hablamos sobre algunas dudas comunes sobre el sexo y el embarazo.

Las razones por las cuales las mujeres tienen una disminución del libido no siempre son sencillas de descubrir, por ejemplo, no saben si le hacen daño al bebé al estar alguna posición en particular y prefieren evitarlo, pero de acuerdo con los ginecólogos, si el embarazo se desarrolla con normalidad, se puede tener relaciones sexuales cuando lo deseen. Ahora se sabe que al inicio del embarazo debido a los cambios hormonales, la fatiga que experimenta la futura mamá y las náuseas afecta el deseo sexual, pero conforme vaya avanzando el embarazo, las mujeres aumentarán de peso, tendrán dolores de espalda y se sentirán poco atractivas, eso puede influir en no querer estar solos en pareja, así que es mejor hablar y decir lo que está pasando para que no traiga consecuencias mayores ni malos entendidos entre ustedes.

Ahora, en lo que se refiere al sexo y el embarazo, podemos decir que el tener relaciones no tiene que ver con causas de aborto, de hecho, se sabe que los abortos tempranos normalmente están relacionados con anormalidades de cromosomas o problemas de desarrollo del bebé, pero no con actividad física ni mucho menos el tener intimidad en pareja. Por lo mismo el bebé está protegido, no se daña, recuerden que está rodeado por el líquido amniótico del útero y los músculos en esa zona, así que pueden estar tranquilos.

Lo que queremos comentarles sobre el sexo y el embarazo en donde hay mayor cantidad de dudas son las posturas que pueden tener, lo ideal es que usen las que les generen comodidad, así que les sugerimos experimentar varias a lo largo de la espera del bebé porque la pancita irá creciendo y deben de usar la creatividad para tener placer juntos.

Para terminar, el sexo oral es seguro en el embarazo, pero les recomendamos que sean cuidadosos en que el futuro papá no introduzca aire en la vagina de la mamá porque en casos muy extraños, se pueden bloquear algunos vasos sanguíneos que generarían una enfermedad llamada embolia gaseosa que afectaría la vida de mamá y del bebé. Algo importante es que el sexo anal no es recomendado en el embarazo debido a que es incómodo si hay presencia de hemorroides en la gestación y podrían generar que las bacterias en esa zona detonara infecciones que se fueran del recto a la vagina.